Puntos de Venta

¿Sufres de calambres? – Un corcho es la solución

Es posible que hayas escuchado que consumiendo algunos productos o medicamentos se puede prevenir o aliviar el dolor ocasionado por los calambres. Sin embargo, hemos recogido una recomendación popular que según varios testimonios que circulan por internet, funciona.

¡Un corcho!

El uso del corcho como remedio a los calambres no tiene – como es de esperarse – una fuente científica comprobada. Es más bien un mito popular que se transmite de voz en voz entre quienes padecen de molestias ocasionados por los calambres y es tal su extensión que encontrarás el mismo remedio casero como antídoto en distintas partes del mundo.

¿En qué consiste?

Simple, debes llevar siempre contigo un corcho y al momento de sentir el calambre debes sujetarlo y apretarlo. En algunos casos recomiendan incluso morderlo, pero levemente.

Sin embargo esta no es la única forma de hacer uso del corcho para aliviar calambres, otro método que utilizan algunos para prevenir los calambres son:

  • Llevar un corcho en el bolsillo del pantalón o incluso debajo de la media. Esto servirá como método preventivo.
  • Ponerlo bajo el colchón de la cama o clavar uno en la cabecera

Sobre este último método preventivo, también tenemos referencias sobre su funcionalidad y aunque no tiene contacto directo con la persona como en los otros casos, funciona.

Debes tomar en cuenta que el corcho a utilizar debe ser el que proviene de la corteza del alcornoque (el árbol que da origen a este tejido vegetal que acompaña las botellas de vinos o champagne) y no el hecho de plástico que utilizan algunas empresas.

¿Extraño pero interesante no? ¡Anímate a probarlo y cuéntanos como te fue!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *