Puntos de Venta

No es la Apariencia, es la Esencia

Recuerda que si estás bien por dentro te verás excelente por fuera

Si cuidamos nuestra salud, nuestro organismo y alimentamos nuestro ser con cosas positivas todos los días, lo que se verá reflejado en nuestro exterior será espectacular.

Cada día son más las personas que le dan gran importancia a la apariencia física, tanto mujeres como hombres, dedicamos más tiempo al cuidado de nuestro aspecto.

A veces nos centramos tanto en nuestro aspecto físico o exterior que se nos olvida qué es lo más importante. Por supuesto, todos queremos vernos perfectos, al fin y al cabo para eso buscamos los mejores productos para nuestro cuidado.

Pero  una de nuestras principales fuentes de “vernos bien” por fuera, es nuestra salud.
Y es que el aspecto de nuestra piel, uñas o cabello no habla solo de belleza, también habla de nuestro estado de salud, por eso debemos prestarle mucha atención a ambos conceptos.

Hay muchas cosas que podemos hacer para mejorar nuestra salud, así sentirnos bien por dentro y vernos mejor por fuera.

Necesitas un poco de tiempo
Cuidar nuestro aspecto es importante, pero no debemos obsesionarnos dándole una importancia excesiva. Debemos sentirnos bien con nuestra apariencia y lógicamente, para ello debemos dedicarnos un poco de tiempo todos los días.

  • Tiempo para cuidar nuestra dieta.
  • Tiempo para hacer ejercicios.
  • Tiempo para relajarnos.
  • Tiempo para reír y disfrutar de lo maravilloso de la vida.

Solo necesitamos unos minutos al día para el cuidado que nos harán sentir mejor por dentro.

Aunque también hay personas que se centran únicamente en la belleza exterior, para buscar continuamente la perfección física, y se olvidan de compartir o trascender, confunden los valores, se olvidan de los demás y creen que la vida gira sólo a su alrededor. Convierten su mundo en una práctica rígida y egoísta, sin darse cuenta que se están volviendo como un trofeo, duro, frío y brillante que sirve para ser admirado, mas no para vivir con él.

La verdadera belleza brota del interior no solo cuidando nuestra salud si no también con ingredientes como:

  • Generosidad.
  • Gracia.
  • Experiencias.
  • Espontaneidad.
  • Confianza.
  • Valores.
  • Amor.

Todos estos ingredientes logran un sabor refinado y ayudan a dar un resplandor único.

Combinar los atributos físicos con los internos logra una belleza excepcional. El balance de estos ingredientes ayuda a mejorar todos los aspectos de la personalidad. Ser bello por fuera es sólo un medio para poder concentrarse en aspectos más profundos de la persona misma.

La belleza no es un resultado, es un trabajo continuo. Buscar constantemente la mejora del ser completo.
Así como nos preocupamos por hacer bien nuestro cabello, nuestras uñas, tener una piel cuidada, y una apariencia física agradable, debemos cuidar nuestra salud, nuestra higiene, nuestra alimentación, nuestras acciones, nuestro corazón, espíritu y pensamientos, una persona que esté llena de pensamientos negativos y que irradie negatividad solo hará que la rechacen.

Así que no dejemos que algo nos afecte en el día, limpiemos nuestra mente y saquemos aquellas cosas negativas que nos perturban, de esa manera atraeremos más cosas positivas a nuestra vida y podremos inspirar a otras personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *